El Equipo

Hostal - Restaurante - Celebraciones

LOS QUE HACEMOS BUENAVISTA UN EQUIPO

TODOS LOS QUE SOMOS, PERO NO TODOS LOS QUE ESTAMOS...

ARANTXA IRIZAR

EL AMA DEL HOSTAL

Tercera generación de la estirpe familiar que regenta esta casa desde hace más de 100 años, ARANTXA es la persona responsable de nuestro Hostal. Siempre sonriente y dispuesta a que tu estancia entre nosotros sea lo más familiar y agradable posible. Aunque los sobrinos ya han cogido el timón del BuenaVista para llevar el barco por la singladura del futuro, claramente esta casa no sería lo mismo sin ella.

ANDER IRIZAR

TE HARÁ SENTIR COMO EN CASA

Ander, probablemente, será la primera persona que te de la bienvenida al entrar al BuenaVista e intentará hacerte sentir como en tu casa. Forma con Eneko parte de la cuarta generación de los Irizar regentando esta casa, y esto siempre se nota, en el servicio y amabilidad a la hora de disfrutar de los pintxos y menús de nuestro Bar, de la Carta de nuestro Restaurante o del ambiente y vistas de nuestra Terraza.

ENEKO IRIZAR

CHEF Y GRAN ANFITRIÓN

Eneko representa la cuarta generación de los Irizar cocinando en el BuenaVista desde 1898. Ha correteado por esta casa desde que nació, en su época de estudiante iba y venía todos los días a comer en pleno servicio desde la Ikastola Ekintza, e incluso ha sido un pequeño actor, bajo la dirección de Julio Medem en la película “La Ardilla Roja” con Emma Suárez. Pero su pasión siempre ha sido la cocina, bueno, con la salvedad de Surf que es su gran amor. Formado en la Escuela de cocina Luis Irizar, ha realizado prácticas y trabajado en restaurantes emblemáticos de Donostia San Sebastián como Akelarre, Juanito Kojua o Urepel, que sumado a la genética Irizar, hace de Eneko un Chef de nuestros tiempos, sin florituras, muy sólido, que es capaz de sorprenderte de mil maneras con toques de muchas culturas gastronómicas, pero que nunca pierde la esencia de la cocina tradicional vasca, y de que por encima de todo, lo más importante es que “los platos estén muy ricos”.

JOSE ANTONIO MARTIN "ANTXON"

En 1975 llegó a nuestra casa de la mano de Luis Irizar y Angel Irizar (abuelo). Desde entonces trabaja con nosotros y forma parte de nuestra familia. Este Sevillano que habla euskera sin tener Ocho Apellidos Vascos y juega a las cartas con los clientes amigos sostiene bajo sus hombros el servicio de sala con su experiencia y saber hacer.

JOAKIN OTAMENDI

EL REPOSTERO

Gran Cocinero y mejor repostero, pero sobre todo una gran persona que lleva muchísimos años entre nosotros. Comenzó su carrera en Mendizorrotz (Igeldo). En 1983 se une al equipo de Buenavista hasta el día de hoy haciéndose cargo de la repostería de una manera magistral.

ITSASO GABELLANES

HARÁ DE TU CELEBRACIÓN SU DIA MÁS IMPORTANTE

Un recuerdo imborrable, un compromiso personal,…

Itsaso, aún siendo muy joven, parece que lleva en la hostelería desde toda la vida. Ha trabajado desde siempre en sala atendiendo a los clientes y amigos de muchas casas, como el Restaurante Alameda de Hondarribia hasta en el emblemático A Fuego Negro de la parte vieja donostiarra. Tiene ese don natural de amabilidad y eficacia, de entenderte con una mirada y poner lo mejor del BuenaVista a tu servicio para complacerte. Nada más conocerla, te darás cuenta de que se tomará el día de tu celebración como sí fuese el suyo propio, y esto no es bueno decirlo si realmente no fuese así.

IÑAKI IRIZAR

Más conocido por “El Bigotes”, son pocas las palabras necesarias para describirle. Simplemente decir, que es una gozada trabajar con este gran cocinero de viejo cuño, y a mucha honra, porque es de los que hacen que las “cosas” funcionen. Todo humanidad, sentido del humor y gran trabajador. Nuestro “Bigotes” recibió formación y comenzó a trabajar de cocinero en el Hotel Mercur de Arosa en Suiza (1974-1975).Tras unos años volvió junto a Luis Irizar para completar su formación en el Restaurante Gurutze-berri, reconocido con una estrella Michelín (1979). Desde 1980 al 2010 se encargó con gran maestría de ser el jefe de cocina de Buenavista.

EQUIPO

No nos queremos olvidar de Ainhoa, que en las temporadas altas se bate el cobre con nosotros atendiendo las mesas, siempre dispuesta con su mejor sonrisa, ni de Sonia en la recepción de nuestro Hostal, ni de Nerea, la persona que hace que las habitaciones y zonas comunes del Hostal estén impolutas, ni de los refuerzos y personas en prácticas, que todos lo años nos ayudan a mantener el nombre y prestigio del BuenaVista donde nuestros antecesores lo pusieron con tanto esfuerzo.

Comparte esta página...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone